Curso europeo sobre vivienda inclusiva
06-11-2018
Opinión del presidente: Noviembre 2018
06-11-2018

Opinión del presidente: Octubre 2018

¡¡LA SOLIDARIDAD NO ES SUFICIENTE!!

En España nos enfrentamos, con un comportamiento moderado y diría yo que ejemplar, a un futuro incierto de todo aquel que hoy trabaja, produce y cumple con sus obligaciones haciendo que este país avance y respete así sus compromisos nacionales e internacionales procurando que ese legado sea utilizado en el beneficio de las futuras generaciones, como nosotros hoy lo hacemos, gracias al sudor y sacrificio de nuestros mayores.

El sistema de pensiones de nuestro país ha sido uno de los más eficaces, equilibrado y justo de los existentes, basado en la equidad y en la solidaridad.

Sin embargo, hace más de dos décadas que, por muchas razones que impactan directamente en dicho equilibrio, índice de natalidad, destrucción de los puestos de trabajo, mayor esperanza de vida, etc, la solidaridad no es suficiente amenazando muy seriamente el objeto social que se persigue.

Advierto de mis limitados conocimientos en la materia y me declaro profano en tales asuntos, tan técnicos, complejos y tan politizados, pero hasta una persona como yo, sin conocimientos específicos en recursos impositivos y medidas fiscales, se da cuenta de que nuestra caja de pensiones es insostenible, si se pretende mantener con los criterios que hoy no se ajustan a la realidad productiva y a las exigencias o necesidades de nuestra sociedad.

Con el único ánimo de generar debate y quizás con la esperanza de que algún experto en la materia pueda recibir este mensaje, desde CONCOVI estamos convencidos que la Economía Social en materia de Vivienda puede ayudar a aliviar el Sistema de Pensiones.

Apostamos por Plan Estatal de Vivienda, donde coordinados con otros Ministerios, fundamentalmente el de Hacienda y Economía, impulsen y fomenten específicamente para garantizar una retribución de futuro, autopromociones de vivienda en régimen cooperativo patrimonialista que genere un gran parque de vivienda destinado para el alquiler.

Esta medida, con este claro y específico objeto social, resuelve no sólo el acceso a la vivienda en alquiler tan demandada en nuestro país y con ello la generación de miles de puestos de trabajo en el sector de la construcción, recaudación impositiva, consumo, riqueza, etc…, sino que también con ello, permitiríamos que estas inversiones a futuro, apoyados en programas diseñados para tal fin, permitieran garantizar una renta digna y adecuada a sus promotores.

Cooperativas de viviendas de alquiler, con un doble sentido social, y por ello con un tratamiento de ayudas y política fiscal que se retroalimentara con la descarga de las obligaciones a futuro de la caja de pensiones, a través de cálculos y coeficientes de ponderación compensatorios.

Aquí también puede intervenir los activos y suelos públicos que se pueden aplicar a través del Derecho de Superficie para cumplir con esta función.

No son medidas fiscales que pasen obligatoriamente por revisiones al alza de los impuestos o por la subsidiación de préstamos, ni siquiera por la subvención a fondo perdido, simplemente son políticas imaginativas que ayudan, acompañan y allanan el camino a través de la colaboración público-privada.