FECOMA y la Comunidad de Madrid firman un protocolo de actuación para fortalecer a las cooperativas
15-12-2020
Opinión del presidente: Enero 2021
14-01-2021

18 Gobiernos de la Unión Europea sellan su compromiso con la Economía Social en la Declaración de TOLEDO

El pasado 4 de diciembre se celebró la reunión de Alto Nivel sobre la Economía Social y Solidaria en la UE ‘La Economía Social para una recuperación inclusiva, sostenible y justa’. Un acto que dio por finalizada la presidencia española del Comité de Seguimiento de la Declaración de Luxemburgo, que durante el siguiente año ostentará Portugal y que en el 2021 ostentará el Gobierno de Italia. En el acto se aprobó la Declaración de TOLEDO que fue suscrita por 18 Gobiernos de la Unión Europea, un hecho sin precedentes que constata la fortaleza de la Economía Social Europea para la recuperación.

EL presidente de la Confederación Empresarial Española de la Economía Social (CEPES) y de Social Economy Europe, Juan Antonio Pedreño, participó en la reunión de Alto Nivel sobre la Economía Social y Solidaria en la UE ‘La Economía Social para una recuperación inclusiva, sostenible y justa’. Un acto que dio por finalizada la presidencia española del Comité de Seguimiento de la Declaración de Luxemburgo, que durante el siguiente año ostentará Portugal. El acto fue inaugurado por la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, y la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón.

El encuentro que se celebró en Toledo en el marco de la capitalidad de la Economía Social congregó a Gobiernos de la Unión Europea, a Altos Cargos de la Comisión Europea y de Instituciones Internacionales como el comisario de Empleo de la Comisión Europea, Nicholas Schmit, el director general de la OIT, Guy Ryder, y el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría. También participaron representantes gubernamentales de Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Eslovaquia, Francia, Grecia, Irlanda, Italia, Letonia, Luxemburgo, Portugal y Rumania. El acto fue conducido por la directora general del Trabajo Autónomo, Economía Social y Responsabilidad Social de las Empresas, Maravillas Espín, y también contó con la participación del secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey.

La ministra de Trabajo y Economía Social señaló durante su intervención, la vigencia del modelo de la Economía Social, por su potencial de cohesión e igualdad, en el actual contexto. “Lo que queremos ahora es que este potencial de cohesión y solidaridad juegue un papel determinante en la reconstrucción de Europa. Y para ello hoy estamos aquí, para tejer alianzas, compartir ideas y reconocernos en esta tarea colectiva, que ha sido también el objetivo de la presidencia española del Comité de Seguimiento de la Declaración de Luxemburgo”.

“En definitiva, -ha continuado la ministra de Trabajo- situar a las personas y el trabajo decente en el corazón de la reconstrucción significa, también, apostar por la Economía Social. Porque somos instituciones con alma, que trabajamos para resolver los problemas de la gente y colaborar en la realización de sus aspiraciones y proyectos de vida”.

Juan Antonio Pedreño incidió en que el Encuentro Europeo de Toledo ha sido el acto en el que con más rotundidad y unanimidad se ha apostado sobre el papel que representa la Economía Social en la recuperación. “Es un hecho sin precedentes que 18 gobiernos europeos, el 70% de la UE suscriban la Declaración de Toledo”. Durante su intervención abogó por la urgencia de aprobar el Plan de Acción Europeo de la Economía Social como instrumento clave que otorgue la visibilidad y el impulso para generar un ecosistema real hacia este modelo empresarial”.

El presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, puso en valor la capitalidad de Toledo de la Economía Social y lanzo el mensaje de “recuperar el optimismo, la vanguardia, lo moderno” que significa que “no renegamos del concepto de crear, de generar riqueza, pero queremos a conciencia que tenga una dimensión moral, humana y solidaria”. ““La economía social que representa ese 8% del PIB en Europa, y un 10% en el conjunto de España, es una llamada de atención muy especial, porque no es solamente crear riqueza para repartirla, sino porque el modo en que se crea esta riqueza ya es repartirla”, ha concluido.

La alcaldesa de la ciudad de Toledo afirmó que la declaración de Toledo en favor de la Economía Social refuerza la proyección internacional e histórica de la capital de Castilla-La Mancha “como ciudad de acuerdos y de consensos” y ha destacado que durante este año “hemos contribuido a que la Economía Social fuese más conocida en nuestra sociedad y pudiera visualizarse mejor su importancia comunitaria”.

“Abrir nuevos horizontes a la Economía Social es una apuesta de futuro, los valores que este modelo conlleva son fundamentales para reflexionar sobre qué queremos construir para el futuro. Un porvenir que es indisoluble de las respuestas colectivas que demos a los retos marcados en la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible”, ha señalado Milagros Tolón.

Consenso unánime y rotundo internacional para potenciar la Economía Social

El comisario de Empleo de la Comisión Europea, Nicholas Schmit, constato el papel preponderante de España para visibilizar el papel de la Economía Social, para que no solo esté en la agenda europea y en la agenda internacional, si no para que sea uno de los motores para una recuperación justa”. Schmit destacó que España ha logrado que más países europeos se sumen a la Declaración de Toledo y ha renovado también el compromiso de los ya firmantes.

En su doble intervención en el Encuentro, Schmit recordó el compromiso de la Comisión Europea con la promoción Economía Social y con una “transición digital y verde que sea justa para atenuar las consecuencias dramáticas de la COVID-19 en la economía. En este compromiso se enmarca la petición de la presidenta de la institución Ursula von der Leyen de elaborar un “plan de acción” para impulsar la Economía Social para conseguir “un futuro sostenible”, Plan que ya está recogido en el Plan de trabajo de la Comisión para el próximo año.